Home TV/Televisión Los problemas de ser la novia de Jordi ‘El Niño Polla’: celos y enfermedades
TV/Televisión - 21.01.2019

Los problemas de ser la novia de Jordi ‘El Niño Polla’: celos y enfermedades

Jordi ‘El Niño Polla’ y su novia, Verónica.

La joven ha compartido los beneficios y los problemas de ser la pareja del actor porno español más buscado en el mundo. 

Jordi El Niño Polla (24 años), el actor porno español más buscado del mundo, mantiene una relación desde hace años con Verónica (24), una joven de Ciudad Real. ‘La primera dama poller’ (como la denominan los fans de su novio) ha querido compartir con los seguidores de su pareja un poco más de su relación y relatar en un vídeo los problemas y los beneficios de este noviazgo. 

Las imágenes, en las que aparece nerviosa y con un ligero temblor en la voz (como ya ocurrió la primera vez que apareció en su canal de YouTube), se grabaron en el domicilio madrileño que ambos comparten. La pregunta más habitual a la joven suele ser si ella tiene celos del trabajo de Jordi. «Los primeros meses no sentía nada, porque nos estábamos conociendo y no era una cosa que naciese de mi (los celos). Yo nunca he sido celosa». 

Pero conforme pasaba el tiempo y la joven se adentraba en el mundo del porno, esto cambió. «Cuando me enseñaba algún vídeo, un trailer o alguna cosa, empezaba a meterme, y pensaba que a lo mejor había alguna chica o actriz que le dijera algo después, cualquier cosa por las redes sociales», explicaba la estudiante. «En aquella época me picaba bastante». «Luego ves la forma de trabajar que tienen, la profesionalidad, y es la leche. Hay una confianza grandísima», a lo que añade que se lo ha tomado mejor de lo que pensaba: «Me he sorprendido a mi misma». 

Verónica en el vídeo.

Reacciones de la familia de todo tipo

Otro aspecto sobre el que preguntaban muchos fans de Jordi es cómo encaró la familia el hecho de que tuviera una relación con una estrella porno. «En general, en mi familia hubo opiniones de todas las clases y colores. Por ejemplo, mi padre, cuando se enteró, se lo tomó un poco a regañadientes. No echándome la bronca ni dándome la chapa, pero sí que tuviera cuidado con lo que hacía. Aunque luego se lo tomó mejor y me solía dar consejos que a día de hoy me han valido de mucho», explicó. 

Verónica, la novia de Jordi ‘El Niño Polla’.

La reacción de su madre no fue muy diferente. «Pensaba que mi situación con él iba a ser difícil, que tuviera cuidado. Incluso me llegó a decir que llevara la relación muy poco a poco. Luego, con el tiempo, se fue tranquilizando. Siempre me pregunta por él, qué tal estamos», aseguró.

Otro caso fueron sus hermanos, que fueron mucho más comprensivos al respecto. «Como mi madre y mi padre, una vez que lo conoces en persona vez que su trabajo no influye en nada», añade. 

También es cierto que ella lo comunicó cuando ya había transcurrido un tiempo prudente. «Al principio yo lo llevaba muy en la clandestinidad. Se quedó en un círculo cerrado de amigas, y tampoco es que se lo fuera diciendo a todo el mundo en los primeros meses». 

Mucho control con las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual siempre han preocupado mucho en el sector de Jordi ‘El Niño Polla’, a pesar del estricto control que existe en la industria tanto desde las productoras como desde los actores. 

Vero y el joven actor también se suman a este extremado cuidado. «Siempre que Jordi viene de rodajes, sea de donde sea, al día siguiente se hace un análisis para confirmar que todo está bien, que no tiene ningún problema».

Verónica en el domicilio madrileño que comparten.

En el tiempo que transcurre entre que se realiza las pruebas y obtiene los resultados, la pareja aumenta las precauciones: «Solemos siempre guardar ese primer día de abstinencia», explica la joven que da a entender que suele ser algo difícil ya que están mucho tiempo sin verse. 

La responsabilidad no recae solo en él, Verónica se suma a los controles para comprobar que no ha contraído ninguna ETS. «Cada dos meses me hago un análisis para que Jordi se quede tranquilo, porque es súper tiquismiquis con este asunto», explica. 

Una convivencia de lo más normal

A pesar de las peculiaridades de la relación, el día a día de la pareja es de lo más normal. «Nuestra convivencia es muy buena. Lo que pasa es que siempre hay temas tabú y de debate como las películas que queremos ver, porque a él le gustan más de tiros y a mí más de miedo. Él siempre me tiene que ganar». 

En su tiempo libre, además, disfrutan de los placeres de cualquier pareja joven que viva en Madrid: «Nos mola irnos de cañas, damos una vuelta por las tiendas de Gran Vía…». Aunque también admite que gran parte de su tiempo en los últimos meses lo están dedicando a preparar los vídeos, y es que ella cada vez participa de manera más activa en su canal de Youtube. 

Jordi ‘El Niiño Polla’ y su novia, Verónica, en una imagen de hace meses.

Eso cuando él no está viajando por trabajo. El actor puede estar varias semanas alejado de casa por compromisos laboral, y eso Vero no lo lleva bien. «Me he criado en una familia con muchos miembros en mi familia, y siempre he tenido esa cosa de que me gusta estar con gente en mi casa, que haya alegría… Si no está él me da un poco bajón. Se te cae la casa encima, y esos días que no puedes estar tan en contacto con él, no lo llevo bien. Pero tampoco es el fin del mundo», explica. 

[Más información: Descubrimos la identidad de la novia de Jordi ‘El Niño Polla’, el actor porno español más buscado]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Delinquir con acento

Javier Pradera y yo jugábamos a veces a buscar caras de culpable entre la jet. El acento n…