Home TV/Televisión El asesinato sin detenidos de la joven Denisa: la hija de un guardia civil, entre los sospechosos
TV/Televisión - 3 semanas ago

El asesinato sin detenidos de la joven Denisa: la hija de un guardia civil, entre los sospechosos

Denisa María, asesinada el domingo

En Alcorcón (Madrid), al anochecer, las velas se acumulaban en el lugar del crimen. Allí, 24 horas antes, yacía el cadáver de Denisa, la joven de 17 años apuñalada, presuntamente, por la actual novia de su ex pareja. Durante toda la tarde, vecinos y amigos le rindieron homenaje alumbrando una calle oscura, casi sepulcral, sin bares ni tiendas, asolada por el recuerdo intermitente de ajenos y conocidos; de preguntones y de afectados sin respuesta. Mientras, la Policía Nacional buscaba a la principal sospechosa, hija de un guardia civil –según apuntó el padre de la asesinada–, a un testigo huido. “No hay detenidos”, sonaba, mientras tanto, en el tanatorio. 

Velas en recuerdo de Denisa.

Las incógnitas en torno a la investigación se centran en quién la mató. Se apunta, decididamente, a la actual novia de su ex pareja. Ella le llegó a escribir, vía WhatsApp, “te rajaré hasta matarte”, según desveló Daniela, la madre de la joven asesinada, a EL ESPAÑOL. En ese mismo texto, la sospechosa, llegaba a amenazarla con pagar para matarla. “Estábamos preocupados, pero nunca pensábamos que fuera a ocurrir algo así”, declararon los padres en conversación con este periódico. 

De hecho, Daniela, el sábado, había estado en casa de su padre con su actual novio. Hablaron de esos mensajes. “Es una zumbada”, llegó a decir la adolescente. Nadie tenía, en principio, por qué preocuparse. Cosas de jóvenes. Por eso todos le quitaron importancia a pesar de la “preocupación”. No sabían que el lunes, esa conversación reverberaría en las cabezas de todos los presentes sin parar. En el tanatorio, en la calle y en sus conversaciones con los periodistas. En cualquier sitio. El domingo, Denisa fue asesinada. 

A las 22:00 horas, la joven fue apuñalada. Hablaba con una amiga desde casa de su novio cuando escuchó el timbre. Salió a abrir la puerta y alguien –se desconoce quién, aunque la principal hipótesis es la de que fue la novia de su expareja– la acuchilló en el abdomen. Fue trasladada al hospital, pero los servicios médicos no pudieron hacer nada por salvarla. Su amiga, que escuchó como le quitaban la vida a la adolescente, se personó en el lugar del crimen. Demasiado tarde. “Ha sido un palo muy gordo”, espetaba, en el tanatorio, sin encontrar palabras. Aunque, eso sí, el nombre de la presunta asesina sería Rocío

Denisa María, joven de 17 años asesinada en Alcorcón.

El lunes, Alcorcón se despertaba con la triste noticia. “Escuchamos unos gritos y después…”, clamaba una vecina desde un balcón cercano a la escena del crimen. En el suelo, tres velas, que fueron encontrando compañía según avanzó el día. Mientras tanto, estupefacción. “Yo la había visto días antes, a él y a su novio, los dos parecía que estaban bien. No creía que tuvieran ningún problema”, esgrimía, sorprendido, un amigo de la pareja que prefiere no desvelar su nombre. 

Denisa habría sido asesinada por celos, según apuntan las primeras pesquisas de la investigación. En un principio, se llegó a estimar la posibilidad de que se tratara de violencia de género, pero se descartó conforme avanzó el reloj. Ahora, se busca a esa sospechosa, huida después de quitarle la vida a la joven de 17 años. 

“Era tan bonita”, lamenta la madre, que llegó a España con ella desde Rumanía cuando tenía cuatro años. Denisa creció en Alcorcón. Allí, maduró y empezó a hacer sus primeros pinitos en gimnasia. “A veces, la tragedia nos toca más de cerca. Esta noche, han asesinado a una de nuestras ex. Esperamos que se haga justicia. Todo nuestro apoyo y ánimo para sus familiares. Descansa en paz”, rezaba el mensaje del Club Magherit, donde la adolescente dio sus primeros pasos. 

A veces, la tragedia nos toca más de cerca. La pasada noche han asesinado a una de nuestras ex gimnastas. Esperamos que se haga justicia. Todo nuestro apoyo y ánimo para sus familiares. Descansa en paz, Denisa. pic.twitter.com/u5szE5OMK9

— Club GR Magherit (@CDE_Magherit) 26 de noviembre de 2018

Y allí, también, tuvo que sobreponerse a la separación de sus padres. Su madre se quedó a vivir en Alcorcón y a trabajar en una fábrica de piezas de coches en Getafe; y su padre se marchó a Navalcarnero. Entre la casa de uno y de otro pasaba el tiempo la joven, que repitió 4º de la ESO y “se empezó a juntar con otra gente”, cuenta Daniela en conversación con EL ESPAÑOL. Cuando no estaba con ellos, se iba con su novio. Ahora mismo, ni trabajaba ni estudiaba.  

Ese cambio de aires la llevó a juntarse con “otra gente”, como cuenta su madre. Quizás, “no la mejor. No es la primera vez que tenía problemas”. “Era tan buena que se dejaba llevar…”, concluye Daniela. Hasta que, estando en casa de su novio, fue asesinada. Las amenazas, tristemente, acabaron tornándose en realidad. Este martes, será enterrada a las 16:00 horas en Alcorcón. Para esa hora, se prevé que en la escena del crimen no entren más velas. Alcorcón le rendirá homenaje. No es para menos. Que descanse en paz. 

[Más información: ‘Por qué nadie habla de Juana, la desaparecida dos días antes que Diana Quer’]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Uber, el toque de campana que marcará el ritmo de la economía digital

El logo de Uber en un smartphone – Máxima expectación ante la salida a Bolsa de un g…