Home Economía ING defiende que para la banca las «fintech» son un «elemento de exploración más que un peligro»
Economía - 11.07.2019

ING defiende que para la banca las «fintech» son un «elemento de exploración más que un peligro»

El consejero delegado de ING España y Portugal, César González-Bueno, durante el acto conmemorativo del vigésimo aniversario de la entidad en España –

La entidad afirma que las grandes tecnológicas, en cambio, suponen un mayor riesgo y pueden acabar teniendo una participación «muy relevante» en el sector financiero

El consejero delegado de ING España y Portugal, César González-Bueno, ha reflexionado sobre los grandes competidores que tendrán las entidades financieras en el futuro. En este sentido, ha dicho que la banca ve a las «fintech» como un «elemento de exploración más que como un peligro», algo que no ocurre igual en el caso de las grandes tecnológicas que, en su opinión, «llegado el momento no tendrán problemas de capital para afrontar los retos que sean necesarios».

Así lo ha expresado durante la conmemoración del vigésimo aniversario en España de ING, en un acto en el que la entidad ha presentado un informe de la consultora PwC sobre la contribución del banco a la sociedad española en sus 20 años de historia, así como el desarrollo de su actividad en España y su papel disruptor dentro del sector bancario.

González-Bueno ha reconocido que la previsión de hacia dónde va la competencia de la banca es «complicada» debido a que «está cambiando muy deprisa», aunque ha añadido que «la tesis generalmente aceptada es que la irrupción en el sector financiero de las "fintech" tiene mucho menos de amenaza y mucho más de colaboración que el de las "bigtech"».

El responsable de la entidad ha destacado que las «fintech» suponen un menor riesgo, ya que «tropiezan con la necesidad de convertirse en reguladas si quieren tener tamaño», lo que exige unos requisitos de capital que pueden convertirse en «grandes barreras de entrada». De las «bigtech», en cambio, ha afirmado que sí pueden acabar teniendo una participación «muy relevante». «En el futuro habrá alianzas con entidades financieras o entrarán por su cuenta. Cuándo lo hagan y con qué profundidad está por ver», ha añadido.

Preguntado acerca del cierre de los cajeros de Banco Popular que utilizaban los clientes de ING para sacar dinero, González-Bueno ha sido tajante: «El efectivo tiene más pasado que futuro y nosotros somos una entidad más de futuro que de pasado». Además, ha dicho que se está produciendo una caída «clarísima» de las retiradas de efectivo y un crecimiento del uso del dinero electrónico, una tendencia que, según ha apuntado, «es buena para todos». El consejero delegado de ING en España y Portugal ha aprovechado para recordar que «Bankia tiene muchos más cajeros que los que tenía el Popular y hemos renovado un acuerdo que nos llena de satisfacción».

Liderar la producción hipotecaria

El pasado mes de junio, durante las jornadas financieras organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica en Santander, el consejero delegado de ING España y Portugal manifestó que la entidad aspira a a convertirse en el primer banco hipotecario de España en hipotecas de nueva producción entre finales de este año y comienzos de 2020, una ambición que ha confirmado hoy. «Seguimos convencidos de que ahí no hemos terminado con nuestro recorrido», ha asegurado al tiempo que ha dicho que «la aspiración no es igual en crédito al consumo».

En la actualidad, una de cada diez hipotecas que se conceden en España es de ING, con una cuota en producción hipotecaria en el mercado del 9,4% en el primer trimestre de 2019.

Tras sus primeros meses en España, el banco cerró 1999 con casi 40.000 clientes. Año y medio más tarde, en diciembre del año 2000, ya ascendían a más de 200.000. Como indica ING, desde entonces este número ha crecido de forma «sostenida y orgánica» a un ritmo del 18% anual hasta alcanzar en mayo de 2019 la cifra de 3,9 millones de clientes.

La entidad apostó desde sus comienzos por un modelo no presencial a través del teléfono móvil y, un año después de su entrada en el mercado español, ya operaba como banco online. En 2011 lanzó su primera app móvil, a la que actualmente los clientes acceden, de media, cada dos días. Esto genera más de 30 millones de interacciones digitales al mes, de las cuales aproximadamente el 80% se hacen desde el teléfono móvil. A esto hay que sumar que en 2014 se convirtió en un banco 100% digital, al conseguir tener disponibles las mismas funcionalidades en cualquiera de sus canales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Desobedencia incivil

Una forma posible de empezar a debatir de forma civilizada el conflicto catalán sería la d…